Comunicación Residenciales Milenium

cafetera.jpg

En este vídeo os enseñamos cómo limpiar una cafetera eléctrica de un modo sencillo y sin hacer ningún esfuerzo.

Para limpiar la cafetera eléctrica es recomendable ponerla en marcha cada quince días sin café, con agua y vinagre. De esta manera conseguiremos que el deposito y los filtros queden limpios y libres de cal. Para ello, llenar el depósito hasta la medida habitual con una mezcla de agua y vinagre y poner la cafetera eléctrica en marcha.

Después, volver a llenar el depósito, pero en este caso solo con agua, y poner de nuevo en marcha. Repetir la operación tres veces más para evitar todo rastro de vinagre y eliminar por completo los olores. Este sistema de limpieza también se aplica en otros electrodomésticos como, por ejemplo, los hervidores de agua.


manchas.jpg

Sin ninguna duda nadie puede evitar manchar su ropa favorita. A veces la comida está demasiado buena o estás en una fiesta tomando vino y no percibes el momento en que la comida cae en la tela. A veces puedes manchar tu ropa por casualidad haciendo algo o pasando por la calle. Y a partir de este momento estás pensando que debes tirar tu ropa, y piensas que ya no puedes usarla y nunca volverá a estar limpia.

No tengas prisa en tirar tu ropa manchada a la basura. Prueba cualquiera de estos métodos y veras como la mancha desaparece delante de tus ojos.

Hay varios trucos para eliminar las manchas de la ropa.

1. Con bicarbonato de sodio:
+ 4 litros de agua tibia,
+ 1 taza de de bicarbonato de sodio.

Echar en un recipiente bicarbonato sódico y añadir agua. Mezclarlo bien y sumergir la ropa blanca. Dejar para 4-5 horas. Y tu ropa blanca volverá a estar impecable.
Otra opción muy viable es utilizar vinagre blanco.

2. El vinagre blanco:
+ 1 taza de vinagre,
+ 100 ml de jabón líquido (para lavar platos).

Mezclar el vinagre con el jabón y lavar la ropa como normalmente.

3. La aspirina:
+ 6 pastillas de aspirina.

Disolver 6 cápsulas o pastillas en un un recipiente con agua.
Sumergir la ropa manchada y dejar reposar por 30 minutos. Luego, lavar la ropa como de costumbre y la mancha desaparecerá.

4. Jugo de limón:
+ 1 taza de zumo de limón.

Echar 1 taza de zumo de limón en el agua para enjuagar la ropa. Luego, lavar la ropa como siempre y secarla al sol.


familia.jpg

Pareciera que el orden y los niños nunca van juntos. Juguetes por todos lados, cambio de pañales justo antes de salir, llantos y llegadas tarde parecerían ser la norma, al menos en los primeros años de nuestra vida con ellos. Y, como si fuera poco, la llegada de más hermanos suele desequilibrar aún más cualquier tipo de orden logrado. Debemos afrontarlo: la vida con niños tiende a ser bastante caótica.

Pero ¡no te preocupes! Existen ciertos tips que puedes tener en cuenta en tu día a día para generar esa tan anhelada tranquilidad en el hogar. Hoy compartimos contigo algunas ideas que te serán de mucha utilidad. Descúbrelas a continuación.

1. Comienza tu día de forma tranquila

Aunque no lo parezca, la forma en que comenzamos el día suele marcar lo que será nuestra jornada. Por ejemplo, algunos padres suelen revisar las redes sociales y su mail o prender la televisión incluso antes de haberse levantado. Y, si lo pensamos bien, resulta muy poco saludable. La razón es sencilla: escuchar y ver noticias negativas ya nos predispone a pensar y accionar de manera negativa con nosotros mismos y, en consecuencia, también con nuestros hijos.

Si, en cambio, nos levantamos de manera serena, hacemos algo de yoga o meditación (quizás solo contemplar el paisaje por la ventana) y recién desayunamos cuando nuestro cuerpo lo pide, todo nuestro día se desenvuelve de una manera más serena. Los pequeños de cualquier edad no solo sienten esto, sino que también tienden a imitarlo. Ellos también querrán comenzar y continuar el día en armonía consigo mismos y con el entorno. Tu hogar se verá y se sentirá diferente desde la primera hora de la mañana.

2. Cultiva la presencia

 

Una de las mejores formas de evitar el caos en la casa es estando presentes. Es cierto, muchas veces el ritmo de la ciudad, el trabajo y demás obligaciones no lo permiten. Pero, si prestamos atención y reorganizamos nuestra rutina, sin duda habrá pequeños cambios para llevar adelante que nos ayudarán a estar más tiempo con nuestros hijos. Cultivar presencia fortalece la conexión con ellos y desde ya cimenta las bases para un hogar pacífico.

3. Arma un calendario familiar

Cada miembro de la familia tiene sus actividades. No es de extrañarse, entonces, que resulte un tanto compleja la organización de los horarios semanales para todo el año. Una alternativa simple y útil puede ser armar un calendario que estéa la vista para que cada uno pueda revisarlo en el momento que desee. Así podrán estar al tanto de los horarios (¡y pensar por adelantado el tiempo de preparación necesario!). Las pizarras grandes son ideales porque les permiten borrar y cambiarlos en caso de que se precise.

 familia ninos cocinando